Actualidad Internacional: Luchas y Movimientos

Frente a la dictadura militar asesina, un llamamiento urgente a la solidaridad financiera con la resistencia popular en Myanmar/Birmania

01/04/2021

Mark Johnson y Pierre Rousset

en nombre de ESSF (Europe Solidaire Sans Frontières)

Traducción: Fourth International

El pasado 1 de febrero el ejército birmano dio un golpe de Estado. A pesar de que ya controlaba la mayor parte del poder, con esta acción dejaba claro que no pretende compartirlo con el gobierno civil ni permitir que su antiguo aliado, la Liga Nacional para la Democracia (LND), aumente gradualmente su influencia.

Y sabemos hasta dónde está dispuesto a llegar el ejército para imponer su orden: el establecimiento de un régimen de terror generalizado; uso de armas de guerra contra la población; asesinatos indiscriminados coordinados en todo el país; detenciones masivas y torturas; cibervigilancia; drones con dispositivos para rociar gases nocivos; presos comunes liberados para sembrar el caos; escuadrones de la muerte y milicias paramilitares; ejecuciones extrajudiciales; violencia sexual; censura; ocupación de hospitales, escuelas y universidades; uso del chantaje y de la corrupción…

Tras el golpe, la Junta militar se enfrentó a un amplio movimiento de desobediencia civil que, durante unas semanas, bloqueó la administración pública y, con ella, la toma de posesión del nuevo poder militar. Incapaz de imponer su nuevo orden, el ejército emprendió una auténtica guerra de desgaste contra la resistencia popular.

Sobrevuela sobre Myanmar el espectro de 1988, cuando una movilización masiva contra la dictadura fue ahogada en sangre. Sin embargo, los tiempos han cambiado: la sociedad birmana ya no está aislada del mundo como entonces. Por su masividad, la oposición al golpe ha impedido la «normalización» de la situación y ha forzado la imposición de algunas sanciones internacionales.

El movimiento popular continúa su lucha en condiciones extremadamente peligrosas. La victoria del movimiento democrático es posible, pero la lucha será probablemente larga, difícil y agotadora.

La asociación Europe Solidaire Sans Frontières (ESSF) hace un llamamiento a la solidaridad financiera para apoyar esta lucha, ahora y a largo plazo.

Nuestra solidaridad se centra en el Movimiento de Desobediencia Civil (MDC), que incluye a las y los trabajadores de la salud y a la «generación Z» (jóvenes de la escuela secundaria) que fueron los primeros en rechazar el golpe, así como a las y los sindicalistas, incluidos los miembros de la federación sindical CTUM, convocante de la huelga general del pasado 8 de febrero.

Nuestra solidaridad financiera también apoyará a los grupos que defienden las aspiraciones progresistas de las minorías nacionales y a las asociaciones que han estado construyendo la solidaridad entre Bamar (el grupo étnico mayoritario) y los demás pueblos de la Unión de Myanmar. En los últimos años, esta solidaridad se ha cimentado en torno a luchas conjuntas como las que se han opuesto a los grandes proyectos mineros o la industria maderera que destruyen las comunidades locales. Tanto locales como sectoriales, muchos movimientos sociales en Myanmar confluyen hoy en la lucha contra la dictadura militar.

El apoyo financiero del ESSF no se dirige a la Liga Nacional para la Democracia ni a sus organizaciones afiliadas. La Liga Nacional para la Democracia está siendo ahora violentamente reprimida y sus cuadros detenidos o perseguidos. Sin embargo, cuando estaba en el Gobierno colaboró con el ejército o lo encubrió en sus criminales acciones, incluso durante la masacre del pueblo Rohyngya en 2017.

Queremos llevar a cabo esta campaña de solidaridad junto con sindicatos, movimientos sociales, redes, asociaciones o partidos políticos que compartan nuestros objetivos.

Estamos trabajando con iniciativas solidarias afines para identificar la mejor división de tareas y las modalidades de distribución de fondos. Como siempre, ESSF transferirá a las contrapartes locales el 100% de los fondos recaudados, sin comisión ni gasto alguno.

Por favor, únete a nosotros y contribuye con lo que puedas.

Gracias.

Mark Johnson y Pierre Rousset, en nombre de ESSF

Para enviar donaciones

IBAN : FR85 3000 2005 2500 0044 5757 C12
BIC / SWIFT : CRLYFRPP
Titular : ESSF

Artículos relacionados

Share This