Actualidad Internacional: Latitudes. Europa

Elecciones en Rusia: resultados y perspectivas

28/09/2021

Leonid Krieger

Activista del movimiento socialista ruso, Moscú

Traducción: Carlos Rojas
Fuente: 
Enlace a web Fuente

Las elecciones parlamentarias se celebraron en Rusia del 17 al 19 de septiembre. Fueron acompañadas de un fraude e intimidación sin precedentes. A pesar de todos los esfuerzos de los activistas de base, el partido «Rusia Unida» de Vladimir Putin mantuvo una mayoría constitucional en la Duma Estatal (parlamento ruso). Esto significa que “Rusia Unida” no necesita formar una coalición con otros partidos para aprobar las leyes que necesita el régimen. El pueblo ruso espera otros 5 años de represión estatal intensificada y la continuación de las políticas de austeridad.

¿Qué cambios, aunque insignificantes en esta etapa, trajeron las elecciones? ¿Y qué debemos hacer ahora? Para responder a estas preguntas, volvamos al comienzo de la campaña.

El 6 de junio tuvo lugar en Moscú un acontecimiento importante, el nombramiento de Mikhail Lobanov, candidato a las elecciones a la Duma Estatal de 2021. Mikhail Lobanov es un dirigente sindical y socialista democrático. Su agenda principal es proteger parques y bosques del negocio de la construcción, construir un sistema de educación y salud asequible y de alta calidad, aumentar las pensiones y el salario mínimo, reducir la edad de jubilación y defender los derechos y libertades civiles.

El Movimiento Socialista Ruso, incluido un grupo de miembros de la Cuarta Internacional, apoyó activamente la nominación de Lobanov. Agitamos entre los residentes del distrito donde Mikhail fue nominado, pusimos pegatinas y distribuimos nuestros periódicos y folletos. Todo el dinero que tuvo que gastarse para los fines de esta campaña fue donado a Lobanov por votantes ordinarios.

A pesar de que Lobanov no es miembro de ningún partido, fue nominado por el Partido Comunista de la Federación de Rusia (PCFR). Mikhail estuvo de acuerdo con esto por varias razones. En primer lugar, la auto nominación requería que reuniera unas 15.000 firmas de los votantes de su circunscripción, lo que era prácticamente imposible por una serie de razones burocráticas. En segundo lugar, la elección del PCFR hizo más fácil para Mikhail apelar a las personas que depositan sus esperanzas en este partido. Se trataba tanto de personas que apoyaban a los comunistas por su programa socioeconómico como de personas que votaban por el Partido Comunista porque representaban la alternativa más eficaz a la “Rusia Unida”.

En ausencia de un parlamentarismo desarrollado en Rusia, los votantes tenían que votar no por el candidato políticamente adecuado, sino por el que podía derrotar al candidato de la “Rusia Unida”. El buque insignia de este método fue el llamado «Smart Voting», inventado por el preso político Alexei Navalny y su equipo. Unos días antes de las elecciones, el sitio web y la aplicación «Smart Voting» publicaron una lista de candidatos recomendados, incluido Mikhail Lobanov. A pesar de que Alexei Navalny es un ex populista de derecha, la mayoría de los candidatos recomendados procedían del PC. Por eso se ha desarrollado una situación paradójica en Rusia, cuando personas que se posicionan como liberales votaron por los comunistas en estas elecciones.

En 2019, gracias al «Smart Voting» de la Duma de la ciudad de Moscú frente a 25 diputados, apoyados por «Rusia Unida», se eligieron 20 diputados de la oposición. Por eso, enfocándose en el ánimo opositor, las autoridades recurrieron a falsificaciones a través del sistema de votación electrónica.

Los miembros de la “Rusia Unida”, que luchan por mantenerse en el poder, han hecho todo lo posible para retener la mayoría de los votos en el parlamento. Se registraron más de 5.000 violaciones, pero voy a describir en detalle solo un ejemplo de la política desvergonzada de las autoridades.

En San Petersburgo, un candidato a la Asamblea Legislativa de la ciudad fue Boris Vishnevsky, miembro del partido liberal «Yabloko». Dos candidatos más se han registrado como candidatos en su circunscripción. Sus nombres eran … Boris Vishnevsky y … Boris Vishnevsky. Se trataba de dos candidatos pro-Kremlin, Aleksey Shmelev y Viktor Bykov, que cambiaron de nombre y apariencia poco antes de las elecciones. Distinguir al candidato de la oposición de sus «saboteadores» era casi imposible. Y después de las elecciones, el 22 de septiembre, cuando el verdadero Boris Vishnevsky fue a quejarse de numerosas violaciones, fue golpeado cerca de la administración del distrito de la ciudad, y entre los atacantes había otros candidatos.

Durante la votación hubo ataques a los observadores, se entregaron a los votantes bolígrafos con tinta que desaparece y en algunos colegios electorales las cámaras de observación fueron apagadas “repentinamente”. En la ciudad de Cheboksary, el presidente de la comisión incluso se comió la lista de votantes para encubrir su violación.

E incluso en tales condiciones, “Rusia Unida” perdió 19 escaños en el parlamento y el Partido Comunista ganó 15 escaños más que en las elecciones anteriores. Incluso puede notar pequeños cambios en el estado de ánimo de las personas, que se están desplazando lentamente hacia la izquierda. Así, el Partido Liberal Democrático de Rusia, populista de extrema derecha, perdió 18 escaños en la Duma Estatal, y el centro-izquierda “Una Rusia Justa – Por la Verdad” recibió 4 mandatos adicionales.

También es obvio que la gente puede volverse no solo hacia la izquierda como alternativa, sino también hacia las ideas liberales. Al mismo tiempo, ven que los viejos partidos liberales no les ayudan en la solución de problemas sociales y buscan nuevas formaciones para expresar sus opiniones. Así, se convirtió en una sensación que por primera vez desde 2007, no cuatro, sino cinco partidos pasaron a la Duma del Estado – el nuevo partido era el «Pueblo Nuevo» (que, sin embargo, fue acusado de tener una conexión obvia con el Kremlin). Sin embargo, el éxito del partido se puede atribuir no tanto a la afiliación con las autoridades como a la abundancia de agitación callejera. Pero el viejo partido liberal «Yabloko» obtuvo sólo el 1,34% de los votos, debido al hecho de que el líder del partido Grigory Yavlinsky instó a los partidarios del «Smart Voting» a no votar por «Yabloko».

Por primera vez desde 2003, «Rusia Unida» no ganó en todas las regiones de Rusia. En el área de Khabarovsk, Sakha-Yakutia, Mari El y el área autónoma de Nenets, más personas votaron por el PC que por el partido de Putin. En la mayoría de estas regiones, hubo descontento de la gente y líderes brillantes que se convirtieron en puntos de atracción para los insatisfechos. Esto significa que existe una perspectiva de crecimiento de la protesta organizada no solo en las grandes ciudades de Moscú y San Petersburgo, sino también en la “periferia”.

Para lograr la victoria de Mikhail Lobanov y evitar numerosas violaciones, los observadores del candidato estuvieron presentes en la mayoría de los colegios electorales. ¡Esto permitió a Lobanov ganar por 10,851 votos!

Pero, lamentablemente, ninguno de los activistas de base pudo influir en el voto electrónico, que se organizó en 6 regiones de Rusia. Si vive, por ejemplo, en Moscú y tiene derecho a votar, puede elegir cómo hacerlo, de forma tradicional o electrónica. Muchos trabajadores de empresas estatales y municipales se quejaron de que sus directores los obligaron, bajo amenaza de despido, a escribir una declaración de su “deseo” de votar electrónicamente. Parece que nadie se vio obligado a votar por candidatos específicos. Sin embargo, no existe una forma independiente de verificar los resultados de la votación electrónica. Las autoridades simplemente nos anuncian el resultado.

El 19 de septiembre, los candidatos de la oposición, incluido Mikhail Lobanov, ganaron en 9 de los 15 distritos de Moscú por los resultados de la votación tradicional. Sin embargo, el 20 de septiembre, las autoridades anunciaron los resultados de la votación electrónica.

¡Resultó que las elecciones en Moscú fueron ganadas exclusivamente por los candidatos de las autoridades! Mikhail Lobanov y otros 8 candidatos de la oposición «perdieron», pero «perdieron» porque las autoridades aparentemente manipularon los resultados de la votación electrónica.

El mismo día 20 de septiembre, en el centro de Moscú, el Partido Comunista organizó una manifestación a la que asistieron varios cientos de personas. Esto es mucho, dado que el evento se anunció con varias horas de anticipación, era un día laborable y estaba lloviendo. En este mitin, el PCFR anunció que no reconoce los resultados de la votación electrónica y está luchando para que aquellos candidatos que ganaron honestamente las elecciones se conviertan en diputados.

Cuando Mikhail Lobanov habló, la multitud coreó: “¡Lobanov! ¡Lobanov! Nuestro candidato anunció: “Durante estos meses hemos demostrado que somos capaces de muchas cosas. Surgió un movimiento que destruyó las expectativas de las autoridades rusas. Hemos visto a gente votar en contra de la atroz desigualdad que está destrozando a nuestro país. Votaron contra la desigualdad, en la que un miserable puñado de ricos lo tiene todo”.

Lobanov no olvidó mencionar la necesidad de construir un movimiento de base: “La política real no se trata solo de elecciones. La política real se trata de una lucha en nuestras universidades, en nuestros vecindarios, en nuestros distritos. Esta es una lucha en nuestras empresas por nuestros intereses comunes. Y continuaremos esta lucha. Nos hemos vuelto más fuertes y, por lo tanto, podemos lograr más «.

No todos los presentes en el mitin apoyaron a los comunistas con todo el corazón, por eso Mikhail anunció desde el escenario: “Creo que es mi deber como candidato, por quien votaron personas con diferentes puntos de vista y posiciones, defender lo que nos une. El primero es la lucha contra la desigualdad política y económica. El segundo es la lucha contra la represión política y de otro tipo. Insto a todos los candidatos a unirse y presentar demandas comunes «.

En las redes sociales ya se han anunciado mítines los días 23 y 25 de septiembre, donde la gente puede reunirse y exigir la abolición del voto electrónico. Atemorizadas por un posible aumento del descontento popular, las autoridades ya anunciaron que revisarán los resultados de la votación electrónica (aunque advirtieron que esta revisión no tendrá fuerza legal).

Debe tenerse en cuenta que el voto electrónico es solo una de las innumerables formas de manipular las elecciones. Analistas independientes señalan que las autoridades podrían haber falsificado más de 13 millones de votos, que es el 30% del total de votantes. La Comisión Electoral Central anunciará los resultados finales de las elecciones el 24 de septiembre. Sin embargo, el resultado real de los eventos depende de si los candidatos de la oposición, los activistas de base y los rusos comunes saldrán a las calles y exigir que se reconozcan los resultados electorales reales, y no falsos.

Artículos relacionados

¿Mayoría de Putin?

¿Mayoría de Putin?

Actualidad Internacional: Latitudes. Europadd/mm/aaaaMilitantes del Movimiento Socialista de Rusia Traducción: Luis Rangel  Copyright: Autora/or de la foto. Si no queremos mostrarlo lo ocultamos.El pasado 2 de febrero Alexey Navalny fue enviado a prisión por dos...

leer más
Share This