Ecologismo

¡Nuestras  vidas valen más que sus ganancias!

Declaración de la Red Ecosocialista Internacional frente a la COP-20 en Lima Perú (diciembre 2014)

La inminente crisis climática que enfrentamos en la actualidad amenaza gravemente la preservación de la vida en el planeta. Diversos trabajos académicos y políticos han confirmado la fragilidad térmica de la vida en el planeta, unos cuantos grados pueden ocasionar-y están ocasionando- una catástrofe ecológica de incalculables consecuencias. Actualmente experimentamos graves efectos de esta situación. El deshielo, la contaminación de la atmósfera, la elevación en el nivel del mar, la desertificación y la creciente intensidad en fenómenos meteorológicos son prueba de ello.

Desde este punto resulta fundamental preguntarnos quién o qué ocasiona que el cambio climático siga su curso. Para nosotros existe una necesidad urgente: desenmascarar las respuestas abstractas que intentan culpabilizar al ser humano genéricamente. Desligando así la situación actual de la dinámica histórica que emergió con la industrialización, basada en energías fósiles (carbón, petróleo, gas) que propician el calentamiento global, y de la lógica del capitalismo sustentada en la apropiación privada de la riqueza, en la conquista de la ganancia a costa de explotación social y devastación ecológica: dos caras de un mismo sistema que es responsable del desastre climático.

Leer más...

Elementos de reflexión alimentados por la experiencia asiática y presentados al Comité Internacional de la Cuarta Internacional en 23 de febrero de 2014

Al igual que muchos otros movimientos dedicados a la solidaridad con las personas afectadas por los desastres humanitarios, decidimos tener en cuenta, como elemento central, la magnitud de los desastres naturales (sean o no de origen humano) después del tsunami que golpeó el Océano Índico en 2004. Al año siguiente, Nueva Orleans (Estados Unidos) fue devastada por el huracán Katrina; seguido por un terremoto al norte de Pakistán y Cachemira.

Con este contexto, presenté un primer informe en 2006 para introducir un debate sobre estos desastres, tratando entonces, como parte de la situación mundial, los fundamentos sociales de la "política de ayuda "implementada por los poderes establecidos, abriendo la discusión sobre nuestras propias responsabilidades y tareas en esta esfera [1].

Leer más...

Artículo de Michael Löwy

No se puede pensar la alternativa ecosocialista sin integrar la aportación de Marx y Engels. Es cierto que su reflexión sobre el medio ambiente es limitada. Aunque no es nada sorprendente que los temas ecológicos no ocupen un lugar central en el dispositivo teórico marxiano: los desgastes causados por la civilización moderna no tenían en el siglo XIX, ni mucho menos la misma gravedad que en nuestra época. La crisis ecológica actual, y en particular la amenaza que el cambio climático hace pesar sobre cualquier forma de vida en el planeta, engendra desafíos inéditos, que exigen una definición mucho más radical del programa socialista.

No obstante, se pueden encontrar en Marx y Engels algunas intuiciones importantes sobre la contradicción entre el progreso capitalista y el medio ambiente. Hasta el punto de que el geógrafo italiano Massimo Quaini escribió: “Marx denunció el saqueo de la naturaleza antes de que hubiera nacido una conciencia ecológica burguesa moderna”(1). Pero, como veremos más adelante, su concepción del “desarrollo de las fuerzas productivas” exige una revisión crítica desde el punto de vista de una ecología marxista en el siglo XXI.

Leer más...

Aprovechando que el día 19  de octubre es el Día Internacional contra el Fracking, publicamos una declaración de colectivos ecologistas y conservacionistas contra esta práctica.

Para nuestra coalición de organizaciones no gubernamentales especializadas en los ámbitos del medio ambiente y la salud, la utilización en Europa de técnicas de fractura hidráulica para la obtención de petróleo y gas de esquisto, así como del metano procedente de yacimientos de carbón, constituyen graves motivos de preocupación, debido en particular a sus repercusiones en las siguientes esferas:

  • Clima: no todos los científicos están de acuerdo en que los gases no convencionales (como el gas de esquisto y el metano procedente de yacimientos de carbón) reduzcan de manera significativa la totalidad de las emisiones de gases de efecto invernadero con respecto a otros combustibles fósiles convencionales (por ejemplo, el carbón);

    Leer más...

Artículo extraído de democraciasocialista.org

Octubre 2004

Traducción: Andrés Lund Medina

El crecimiento exponencial de la contaminación del aire en las grandes ciudades, del agua potable y del medioambiente en general; el calentamiento del planeta, el derritimiento de los glaciares polares, la multiplicación de catástrofes “naturales”; la destrucción de la capa de ozono; la destrucción, a una velocidad creciente, de los bosques tropicales y la rápida reducción de la biodiversidad por la extinción de miles de especies; el agotamiento de tierras, su desertificación; la acumulación de residuos, principalmente nucleares, imposible de manejar; la multiplicación de accidentes nucleares y la amenza de un nuevo Chernobyl; la contaminación de la comida, las manipulaciones genéticas, las “vacas locas”, la carne con hormonas. Se encienden todas las alarmas: es evidente que el curso enloquecido de las ganancias, la lógica productivista y la mercantilización de la civilización capitalista/industrial nos conduce a un desastre ecológico de proporciones incalculables. No es ceder al «catastrofismo» constatar que la dinámica del «crecimiento» infinito inducido por la expansión capitalista amenaza los fundamentos naturales de la vida humana en el planeta [1].

Leer más...