Artículos y noticias

por Marco Álvarez

Poco nos separa del aniversario número 90 del “suicidio” de Luís Emilio Recabarren y 40 años de la muerte en combate de Miguel Enríquez. Este año, estas dos conmemoraciones claves para las izquierdas chilenas con vocación transformadora, se dan cita en un contexto político y social de definiciones al interior de nuestro mundo.

¿Por qué recordar a Recabarren y Miguel de forma conjunta? Porque para un sector importante de la izquierda chilena sus ejemplos están íntimamente ligados. La representación de los proyectos políticos que enarbolaron en generaciones distintas, nos entrega elementos fundamentales para la constitución de una alternativa revolucionaria del hoy y para el mañana. Ambos se fortalecen, aunque su accionar político trasciende en contextos político-históricos distintos, y su rebeldía se desvanece con medio siglo de diferencia.

Por ser las principales figuras de la “ruta rebelde” hacia la construcción de la revolución socialista, entender las diferencias que los complementan y comprender la política que los identificó, se vuelve un imperativo para las nuevas generaciones de transformadores sociales que hoy luchan por la construcción de un nuevo modelo.

Leer más...

Durante los días 7 y 8 de junio se celebran en Madrid unas jornadas abiertas para construir alternativas desde abajo con la siguiente propuesta de programa:

 

Leer más...

por François Chesnais

El 16 de julio de 2007, el banco de inversiones Bear Stearns anunció la quiebra de dos de sus filiales de inversión de alto riesgo (hedge fund). Su propagación mundial no se hizo esperar. El 9 de agosto, BNP-Paribas cerraba, a su vez, tres fondos de alto riesgo en situación de quiebra. De Alemania llegó la noticia de las grandes dificultades que atravesaban varios bancos regionales (Landesbank) a los que el Deustsche Bank, que se suponía libre de sospecha, había vendido títulos basura bajo la forma de “productos estructurados” que incluían prestamos hipotecarios irrecuperables. Así comenzó la primera fase de la crisis económica y financiera mundial, la de los títulos llamados “subprime”. Quince días más tarde en Londres y Nueva York el mercado de los préstamos a corto y muy corto plazo (money market) quedaba paralizado e incluso bancos muy importantes dejaron de realizar préstamos compartidos over-night (préstamos para cerrar cuentas formalmente en equilibrio).

Leer más...

por Eduardo Lucita, integrante del EDI, Economistas de Izquierda

La reciente ratificación por la Corte Suprema de Justicia de los EE.UU. del fallo del Juez Thomas Griessa, que ordena pagar a los fondos especulativos, genera una incertidumbre no exenta de riesgos sobre el futuro de la reorientación política del gobierno. El “nuevo curso” hacia los mercados financieros y la coyuntura económica nacional han recibido un duro golpe. Se trata, una vez más, del costo de no investigar la deuda. La combinación de los resultados electorales de octubre pasado –que modificaron el mapa político del país- y la reaparición de los límites estructurales del capitalismo local, obligaron al cambio de paradigma que implicaba poner fin al ciclo de desendeudamiento y tomar nueva deuda.

Leer más...

Artículo de Erick Toussaint, extraído de cadtm.org

Mediante sus actividades de trading, los bancos son los principales especuladores en los mercados de contratación directa y a término de materias primas y de productos agrícolas, puesto que disponen de medios financieros netamente más grandes que los otros protagonistas en juego. Un corta visita a la web del Commodity business awards |1| permite descubrir una lista de bancos y de corredores de bolsa que tienen un papel de primer orden en el mercado de commodities |2| —sea el mercado donde los bienes primarios se compran y venden físicamente o aquel de derivados que tienen como subyacentes las commodities—. Entre esos bancos, encontramos casi siempre a BNP Paribas, Morgan Stanley, Crédit Suisse, Deutsche Bank y Société General. Algunos van incluso más allá y se dotan de instrumentos para influir directamente en los stocks de materias primas. Es el caso del Crédit Suisse, que está asociado a Glencore-Xstrata, la mayor sociedad mundial de corretaje de materias primas |3|. Entre los bancos europeos, BNP Paribas es, junto con Deutsche Bank, uno de los más influyentes en el mercado de commodities, y tiene un papel clave en el sector de los derivados sobre materias primas. |4|

Leer más...